domingo, 27 de agosto de 2017

¿Adiós a Flyest?

La aerolínea FLYEST nace a partir de la adquisición que el grupo español ILAI (accionario de la española Air Nostrum y de Amaszonas del Paraguay) hizo del 49% del capital social de la ex SOL Lineas Aéreas, mientras que el 51% restante continúa bajo capital argentino, más específicamente en manos de Gustavo Cebreiro, su gerente general, quien dirigió SOL durante diez años y trabajó en Aerolíneas Argentinas otros trece.
Al adquirir las acciones de la ex aerolínea rosarina, también adquirió su certificado de operador aéreo, por lo tanto estaba en condiciones de comenzar a operar vuelos regulares a las ciudades de Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Córdoba y Punta del Este, además de poseer autorización para volar a otros destinos, como Montevideo y Mar del Plata, en carácter de no regular.
Su plan consiste en ser una aerolínea complementaria, y en un año y medio llegar a tener una flota de cinco jets regionales Bombardier CRJ-200, de 50 asientos. Justamente su primer aeronave, matrícula LV-GIJ que aterrizó en el Aeroparque Jorge Newbery a principios de marzo, fue la última que incorporó SOL de la mano de Air Nostrum, y que luego del cese de operaciones quedó almacenada en Asunción, Paraguay. Allí se le hicieron algunas modificaciones (mínimas) al livery anterior, se le cambió el logo y se le incorporó el actual nombre de la aerolínea.
LV-GIJ en Formosa
Durante los últimos meses, su única aeronave estuvo activa cubriendo los vuelos de Amaszonas Paraguay, y también realizando algunos vuelos chárter, en uno de los cuales llegó a Formosa transportando al Club Atlético Boca Juniors (VER CRJ-200 de Flyest en Formosa).
Recordemos también que dicha aeronave ha sufrido algunos “incidentes” (si se los puede llamar así) mientras se encontraba en tierra: rotura ¿intencional? del parabrisas en Mar del Plata y rotura de los tubos pitot en Aeroparque.
Durante la semana pasada la aeronave partió desde el Aeroparque Metropolitano con destino a Asunción, y posteriormente a Natal (Brasil), Isla de Sal (Cabo Verde) y Valencia (España), donde aterrizó (según los registros de Flight Radar 24) en la tarde del 23 de agosto, no habiendo vuelto a despegar desde entonces. ¿Se encontrará en mantenimiento programado, en proceso de pintado? o ¿será directamente el fin de la compañía? Esperemos sea alguna de las dos primeras opciones. Sin embargo, hay que considerar también que no se presentará en la próxima Audiencia Pública, pactada para el 6 de septiembre, para así poder solicitar más rutas regulares de cabotaje, dando a pensar que sus accionistas han desistido de sus planes… ojalá ese no sea el caso, por el bien de la aviación comercial argentina, y por los puestos laborales que la compañía genera.
Registro de FR24

1 comentario:

  1. El GIJ fue trasladado a VLC para un C Check, el mes que viene vuelve el mismo u otro de los que estuvieron matriculados en SOL

    ResponderEliminar